Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar todos nuestros servicios disponibles en nuestra web. Si continúas navegando consideramos que aceptas nuestra Política de cookies.   Aceptar

Piña Gambín: nuestra rubia más preciada

piña-gambín-nuestra-rubia-más-preciada

Llegan de Costa Rica en el punto de maduración justo. Tanto en su grado de color como de dulzor. Su aspecto la hace fácilmente distinguible entre otras de tonalidades verdes. Un tono rubio que hace que las piñas GAMBÍN sean las más preciadas en los mercados de España. 

¿Por qué son tan especiales las piñas GAMBÍN? En primer lugar, y como siempre ocurre en nuestros productos, el cuidadoso proceso de elección y seguimiento de nuestros proveedores. Los técnicos de la empresa con sede central en Cox (Alicante) viajan durante todo el año a Costa Rica para mantener un estrecho contacto con los agricultores de una zona inmejorablemente dotada por clima y características del suelo para el cultivo de esta fruta. Algo que, como ocurre con cualquier otro producto, es importante pero no lo único. 

La experiencia, el saber hacer y el cuidado en el detalle vuelven a jugar un papel fundamental en el resultado final. Destacar las prácticas tecnológicas y la constante innovación que permite reducir el uso de agentes químicos para conseguir piñas Gambin con un proceso de coloración y dulzura llevado a cabo en la misma mata que permite que cada ejemplar que llegue a España: con su color 3-4 y sus 14-16º en la escala Brix las hacen óptimas para su consumo inmediato.

Una fruta dulce, de apariencia exquisita y de perfume evocador. Un producto premium para los paladares más exigentes que GAMBIN vuelve a trabajar por cuarta temporada consecutiva en su apuesta por servir la mejor calidad. Y lo consigue gracias a una afinada orquestación de sus recursos, importando un producto con un menor margen de comercialización en lo que a tiempo se refiere, pero que proporciona una inmensa satisfacción a sus compradores. 

Restaurantes de primer nivel, reposteros, cocteleros y consumidores amantes del sabor auténtico están entre los clientes de los mercados y establecimientos que apuestan un año más por el producto auténtico y de valor. No sólo de España, sino de países como Rusia, Ucrania y República Checa, adonde ya ha llegado la fama de nuestra rubia más preciada.