Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar todos nuestros servicios disponibles en nuestra web. Si continúas navegando consideramos que aceptas nuestra Política de cookies.   Aceptar

10.000 nuevos limoneros de máximo rendimiento para GAMBÍN

nuevos limoneros de maximo rendimiento para gambin

En GAMBÍN estamos acometiendo una importante reconversión de nuestras fincas consistente en la plantación de 10.000 nuevos limoneros. Una apuesta por el mantenimiento de la máxima calidad y rendimiento de nuestros cultivos, al mismo tiempo que por la optimización de recursos y la sostenibilidad. 

Durante 2019 y 2020, seguiremos apostando por la reconversión de plantaciones de limón de la variedad Fino y Verna en pies Macrophylla.

Pero, ¿en qué consiste la realización de injertos para obtener cítricos de gran calidad?

El injerto es una técnica de cultivo basada en la unión vegetal de dos plantas: patrón y variedad. Con el injerto se consigue mantener las características de la variedad deseada con la posibilidad de escoger un patrón con un sistema radicular acorde a las condiciones de suelo de la zona.

El patrón es la parte base del árbol, la cual influye en el comportamiento agrícola del árbol en las diferentes condiciones ambientales/edafológicas y desde el punto de vista patológico. 

Mientras, la variedad mantiene las características del fruto, como el ciclo de cultivo, rendimientos, productividad, morfología y calidad de la fruta, etcétera. 

Mediante la selección en la mejora genética vegetal se trabaja para la obtención de los mejores resultados económicos en las explotaciones. 

En lo que respecta al patrón, el citrus macrophylla es el mayoritario con diferencia (más del 90% del total) en las plantaciones de limonero españolas. Esto se debe, entre otros motivos, a su tolerancia a la caliza activa y la salinidad, características habituales en el suelo de la zona de cultivo de GAMBÍN (Murcia y sur de la provincia de Alicante). Además de por su buen desarrollo y vigorosidad del árbol, junto a lo adelantado de su maduración y productividad. El uso de otros patrones se puede calificar como residual, con menos del 10% en lo que respecta al naranjo amargo y un escaso 0,25% del citrus volkameriana. 

Si hablamos de variedad, las selecciones más cultivadas en los últimos años se pueden establecer dos grupos según la época de recolección. Las que se recolectan en otoño-invierno (Fino, Eureka) y las de primavera-verano (Verna). En el grupo de selecciones de Fino destacan el Fino 49 y Fino 95. En el grupo de Verna, las selecciones de mayor interés son Verna 50, Verna 51 y Verna 62 (actualmente Verna 51). 

Árboles más eficientes para cítricos de calidad

Analizado toda la información anterior, se puede comprobar que la elección de GAMBÍN no es casual. La Región de Murcia junto al sur de la provincia de Alicante concentra casi el 90% de la superficie de limón nacional debido a las condicionales edafoclimáticas de la zona. Del mismo modo, la elección del patrón se debe al elevado contenido en caliza activa en nuestros suelos como a la salinidad y conductividad eléctrica del agua de procedencia de pozos, trasvases y desaladoras. 

Teniendo en cuenta que es a partir del segundo año de plantación cuando los árboles empiezan a dar frutos, y que son considerados adultos y en máximo rendimiento a partir del sexto año de plantación, la previsión de los próximos años es que el rendimiento medio estandarizado sea de 45.000 kg/Ha para el Limón Fino 95 y de 35.000 kg/Ha para el Limón Verna en pie macrophylla

Un paso más de los múltiples que a diario da GAMBÍN para garantizar el abastecimiento con los mejores cítricos a sus clientes y mercados tanto nacionales como internacionales.