Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar todos nuestros servicios disponibles en nuestra web. Si continúas navegando consideramos que aceptas nuestra Política de cookies.   Aceptar

Finca Lo Belmonte II: la riqueza de un suelo privilegiado

Finca Lo Belmonte II

La calidad de los cítricos GAMBÍN no viene dada por casualidad. Detrás del color, olor y sabor que hacen únicos a nuestras naranjas y limones hay un cuidado por el detalle, los procesos y las personas que nos distinguen. Algo a lo que no son ajenas nuestras fincas de cítricos en Alicante, combinación de una situación privilegiada unida a un saber hacer que combina procedimientos ancestrales con las técnicas más vanguardistas.

Entre ellas se encuentra Lo Belmonte II. Enclavada en La Murada, en el término municipal de Orihuela. Se trata de una plantación con una superficie de 10 hectáreas con una totalidad de 5.450 árboles.

Está ubicada en un suelo con textura franco limosa al estar compuesto por un 42% de arena, 52% de limo y 6% de arcilla, a lo que se le une un bajo contenido en materia orgánica, por debajo del 2%.

Se trata de un suelo salino con una conductividad en el extracto “suelo-agua” de 2.94 mmho/c, con una concentración de sales que presenta niveles normales en sodio y cloruros, pero muy alto en sulfatos. Su pH alcanza un nivel alto, al situarse en un nivel de “8.10”.

Lo Belmonte es una finca muy fértil al presentar unos niveles bajos de nitrógeno y altos de fósforo asimilable, mientras que el potasio presenta un nivel normal.

Todo ello, unido a las condiciones climatológicas del sur de la provincia de Alicante y el factor humano aportado por nuestro equipo, hace que los limones GAMBÍN sean demandados tanto en mercados nacionales como internacionales.